Escuela de Ingeniería Industrial

 

twitter youtube facebook

 
Martes, 03 Abril 2018 15:53

Un egresado nos comparte su testimonio

Escrito por Victor Jimenez.

197

Profesión: Ingeniero Industrial (Universidad del Valle, Cali, 2002-2007)

Master en Ingeniería (Universidad del Valle, Cali, 2008-2011)
PhD en Ingeniería Industrial y Sistemas (Universidade do Minho, Portugal, 2013-2018)

Es muy bonito escribir este homenaje que la escuela de ingeniería Industrial me ha querido realizar y lo escribo con gran emotividad por todo lo que significa para mí. Agradezco primero a Dios, a mis padres, a la Universidad del Valle, y a todas las personas que me han apoyado para que todo esto fuera posible.

Mi trayectoria comienza con el ingreso al pregrado, que fue realizado con mucho esfuerzo y sacrificio de mis padres, a quienes dedico esta nota, ya que siendo personas muy humildes y de escasos recursos siempre me demostraron que con esfuerzo puedes llegar lejos y me dieron todo lo que estaba a su alcance. La Universidad abre las puertas a un camino que mejora tu vida, no solo materialmente sino también como humano. Terminando el pregrado e iniciando la Maestría comencé a trabajar como profesor de la Universidad del Valle, el 4 de Febrero del 2008, y en 2012 gané una convocatoria de semilleros docentes de la misma universidad, la cual me permitió realizar mis estudios de doctorado. Inicialmente pensé realizarlos en Colombia por el miedo a vivir fuera del país, después de meditar y hablar con algunos profesores, entre ellos el profesor Diego Manotas, a quien también le agradezco inmensamente por sus consejos, decidí mirar fuera del país, investigué varios países y me decidí por Portugal, no solo por su calidad académica sino también por el reto de tener que aprender otro idioma, por la calidad de vida de ese país y también por los costos de vida. Fue una muy buena decisión, conocí personas de muchas culturas, países y pensamientos diferentes, poder ver las 4 estaciones y poder entender que existen maneras diferentes y mejores de vivir a la que estamos acostumbrados basadas en el respeto y la comprensión del otro me hizo crecer, no solo académicamente sino como persona.

En este proceso pude asistir a diferentes conferencias internacionales, principalmente en Europa. Gané una beca de tres meses para una estancia en la Universidad de Valladolid.  Mi tesis se titula “The dynamics of cost management practices in Portuguese hospitals”, y recibió una distinción de “muito bom” cuando fue defendida. Es importante destacar que este proceso fue exitoso gracias a las bases recibidas en la Universidad del Valle, no solo la parte cuantitativa sino también la parte analítica de los problemas y las metodologías de solución de los mismos.

Muchas experiencias, muchas lecciones de vida que me enseñaron varias cosas:

  1. No tener miedo a conocer lo desconocido, culturas, paisajes, idiomas, en fin, lo que sea que en el futuro nos haga crecer;
  2. Entender que la perseverancia y el esfuerzo siempre reciben recompensas; y,
  3. Comprender que es posible transformar sueños en realidades.